Tips para cuidar a tus mascotas dentro de la oficina

Mascotas en la oficina

Con la llegada de nuevas formas de trabajo y el rechazo a políticas “de la vieja escuela”, es factible decir que la dinámica laboral actual en diversas empresas ha dado un giro de 360° y ha apostado por mantener una visión mucho más inclusiva y abierta. Lo anterior, con el propósito crear un ambiente mucho más sano y relajado para sus trabajadores. Dentro de esta nueva visión las mascotas juegan un nuevo papel.

Cada vez es más común encontrarnos con trabajos en donde las mascotas terminan por convertirse en parte del equipo laboral. Y si bien son varios los beneficios que conlleva tener una oficina pet-friendly, también es cierto que convivir con animales no es una experiencia que todos disfrutan por igual.  Entre la muda de pelaje, los ladridos, la posible destrucción de algunos artículos de oficina, los “accidentes” relacionados con el baño y las alergias o miedos por parte de algunos compañeros, llevar a un animal a la oficina no siempre resulta ser tarea fácil (sin contar las distracciones que esto podría causar).

No obstante, dejar a las mascotas en casa mientras nos vamos a trabajar, en muchos casos, no es una opción a considerar. Por eso, te compartimos:

Tips para cuidar a tus mascotas dentro de la oficina y mejorar el ambiente laboral

  • Mantente al tanto de sus necesidades

Los animales no están hechos para permanecer encerrados en un mismo lugar todo el día. Ellos suelen desquitar su aburrimiento mordiendo todo lo que ven a su paso. Si notas que tu mascota comienza a inquietarse, brindale la atención que necesita. Llévalo de paseo en tu hora libre. Diseña juegos que puedan mantenerlo entretenido en espacios pequeños.

  • Lleva correa

En caso de traer perros (y en ocasiones, gatos), es necesario disponer de una correa para cualquier situación. Esto te ayudará a controlarlos mejor y evitar que caminen o entren a espacios donde no son bienvenidos, molesten o distraigan a compañeros y destruyan el material de trabajo. 

  • Dales un gran paseo previo

Antes de entrar a la oficina, asegúrate de que tu mascota ya haya salido a hacer sus necesidades y haya descargado energía. Un paseo antes de la jornada hará que tu compañero se comporte mejor, esté más tranquilo y no tenga “accidentes”.

  • Crea un espacio para ellos

Tu mascota nunca se acostumbrara a estar contigo en la oficina si no reconoce el espacio como suyo. Para esto, es bueno llevar contigo algunos de sus juguetes u objetos, como cobijas o cojines, y así crear su propio espacio dentro del trabajo. Lleva una cama pequeña y su dispensador de comida y de agua para que tu mascota se sienta tan relajado como en casa y no inquieto o ansioso.

  • Mantén limpio su lugar

Por más educado que esté tu mascota, uno nunca se salva de los accidentes. Es por eso que debes estar atento a cualquier inconveniente que se desate y limpiar lo ocurrido. Lleva contigo artículos de limpieza para impedir que afecte el ambiente laboral.

Recuerda que para Gare Limpieza, ningún “accidente” de mascotas representa un problema. Somos especialistas en brindar el mejor equipo especializado en limpieza de oficinas. Contáctanos para hacer de tu oficina un lugar mucho más amigable.