¿Por qué conseguir productos eco-friendly?

eco friendly

Al pensar en la limpieza, sea de casa o de oficina, hay un sinfín de productos que nos ayudan a mantener un ambiente limpio. Sin embargo, la gran mayoría de los elementos que se utilizan para limpiar, suelen ser dañinos para la salud en algún grado. Esto se debe a que en un inicio, la fabricación de estos productos de limpieza era con químicos. Desde el tan cloro (que en concentraciones altas causa quemaduras y es agente cancerígeno) hasta los desinfectantes. Actualmente sabemos que muchos de los productos utilizados en la limpieza son peligrosos, sin embargo existen opciones eco-friendly.

Además, no sólo son un riesgo para la salud, sino para el planeta. Por la cantidad de parabenos, grasas, aceites y los añadidos para generar espuma (que nos han vendido como elemento indispensable para saber que un producto está funcionando), los productos de limpieza contaminan agua y suelo, llegando al sustrato y causando daño al medio ambiente.

Por fortuna, si quieres tener limpio tu ambiente y ayudar al planeta al mismo tiempo, hoy en día existen diversos productos que son amigables con tu salud, con el medio ambiente y con tu espacio. Si lo que estás buscando es cómo mantener todo limpio sin seguir contaminando, sigue leyendo.

Opciones de productos Eco-Friendly

Hay muchas recetas caseras para crear limpiadores, sea usando bicarbonato de sodio, agua o jugo de limón. Pero ¿qué pasa cuando hablamos de limpieza a mayor escala, como para tu oficina?

Para estos casos, existe un listado de productos que son amigables con el medio ambiente. Si bien en México se está empezando a crear una cultura de cuidado del planeta y de generar menos desperdicio, la realidad es que muchos de estos productos deben conseguirse hoy por hoy en línea.

Las características en las que te debes fijar al elegir los productos eco-friendly son:

  • Que no contengan colorantes artificiales. Algunos colorantes generan alergias.
  • Que no contengan parabenos. Se acumulan en el cuerpo causando enfermedades, además de quedarse en los sustratos, siendo difícil su eliminación.
  • Que sean hechos de productos naturales. Aceites vegetales, clorofila, bicarbonato de sodio, ácido cítrico (suele extraerse del limón) son algunos ejemplos.
  • Que sean biodegradables. Esto es vital para poder ayudar al medio ambiente. Deben poder degradarse de forma natural y rápida.
  • Que no tengan microesferas de ningún tipo. Estos elementos, más socorridos en limpieza personal que en limpieza del hogar, no se deshacen con el agua y al llegar a ríos y mares, son tragados por los peces.

¿Estás preocupado por tu salud y por la del planeta? Empieza a revisar los productos de limpieza que consumes para poder apoyar al planeta.