Mejora tu negocio con marketing de aromas

marketing de aromas gare limpieza

Marketing de aromas y el poder del olfato

Las tiendas tienen muchos aspectos que considerar para crear la atmósfera perfecta para la compra. La ubicación de la tienda debe ser buena. La decoración debe ser agradable. La atención debe ser excelente y la iluminación debe promover los productos. Todo esto se combina para crear una experiencia de compra inmersiva positiva que debe ser inolvidable para que un cliente regrese.

Respecto a lo que hace una experiencia de compra positiva, Martin Lindstrom ha realizado muchos estudios. En ellos, encontró que el impacto de una marca aumenta en un 30% cuando se involucra más de un sentido en la experiencia de compra. Y por si fuera poco, el impacto aumenta 70% cuando se integran tres sentidos en el mensaje de la marca. Por ejemplo, las cafeterías explotan el olor del café y lo complementan con colores tierra en su decoración.

Asimismo, se ha encontrado que las personas se quedan un 44% más de tiempo en una tienda que huele bien. Así, cada vez más tiendas utilizan marketing de aromas para atraer clientes y darles una mejor experiencia.

¿Qué es el marketing de aromas?

El marketing de aromas consiste en disipar un aroma, fragancia o perfume agradable en un espacio comercial. No solo se hace para que huela bien, sino para mejorar la experiencia del cliente, ventas y lealtad hacia la marca.

El olfato es el sentido con más influencia sobre los recuerdos y la memoria. Al aprovechar este poder, una marca puede quedarse con una persona más tiempo. El marketing de aromas puede desarrollar un aroma exclusivo para cada marca. Esto resulta en una especie de logotipo olfativo, el cual transmite los valores de la compañía, sus colores y filosofía. De esta manera, el aroma adecuado permite a un negocio atraer nuevos clientes, aumentar el tiempo que están en la tienda y mejorar las ventas. Asimismo, sirve como un mecanismo de recordación para que los clientes recuerden a la marca al oler cierto compuesto.

El objetivo es que ese aroma característico se asocie con la marca. Para ello, el aroma debe hacer sentir al cliente cómodo, feliz y tranquilo. El tipo de aroma que se use depende de qué se venda, a quién se venda, etc. Por ejemplo, las tiendas de trajes de baño utilizan aromas tropicales como coco o mango para hacer sentir a sus clientes que ya están de vacaciones.

El marketing de aromas es más que aromatizar tu tienda con un perfume. Es una estrategia para conectar con tus clientes y crear una sólida identidad de marca. Negocios alrededor del mundo están apostando por el marketing de aromas para aumentar sus ventas y dar un mejor servicio.

¿Quieres que tu empresa huela impecable? ¡Contáctanos!