El impacto de una oficina en sus trabajadores

El espacio físico, cultural y tecnológico de una oficina afecta el trabajo

Anteriormente, los empleadores solo se enfocaban en explicar el trabajo y darle a la persona un lugar para realizarlo. No existía una preocupación por la productividad o el ambiente. Sin embargo, recientemente las empresas se preocupan cada vez más por el bienestar de sus empleados. Actualmente, tanto la oficina física como las herramientas de trabajo son una prioridad.

Es un hecho que el espacio en el que nos desenvolvemos nos afecta. Psicológicamente, cosas como la luz, la decoración y la limpieza impactan en nuestra actitud. Bajo esa premisa, se ha demostrado que las personas que gustan de su oficina están más involucrados, felices y son más productivos y saludables. Por ejemplo, la naturaleza dentro de las oficinas aumenta la actividad cerebral y reduce el estrés. Es por eso que las oficinas deben estar pensadas como un lugar al que la gente desee ir y no tenga que ir.

Nuevas tendencias

Las empresas más innovadoras del momento, como Airbnb y LinkedIn, tienen un concepto de oficina diferente. En sus edificios, existen diferentes ambientes de trabajo que se adaptan a sus empleados. Tienen cubículos, pero también tienen salas de trabajo colaborativo. Tienen áreas de presentaciones y también tienen salas de recreación. Sus oficinas proveen un espacio que ayuda a la productividad, creatividad y colaboración.

El espacio de estas compañías refleja, tanto sus valores como su giro. No obstante, también es flexible y puede ser personalizado. Así, la oficina puede moverse, cambiar y evolucionar junto a la empresa.

Este tipo de oficinas tiene en cuenta 4 aspectos clave que promueven la productividad y rendimiento: enfoque, colaboración, aprendizaje y socialización. Estos espacios, además de concentrarse en el trabajo, también se ocupan del bienestar de su equipo. No se trata solo de una oficina, sino de darle a la gente varias formas de trabajar tal que se adapten a lo que ellos necesitan.

Hasta los más pequeños cambios tienen un gran impacto en el trabajo. Es por eso que cualquier empresa debe tener en cuenta lo anterior; así como lo básico en cuestiones de limpieza, estética, orden y funcionalidad.