Cuidados en la limpieza en hospitales

cuidados limpieza en hospitales gare limpieza

Un espacio limpio siempre es sinónimo de buenos hábitos, preocupación por la gente y buena imagen. Pero la limpieza en hospitales va más allá de estos aspectos. Por supuesto que de la limpieza depende que no se propaguen enfermedades. Además, de ella depende que sea un lugar propicio para la promoción de la salud.

Por ello es importante brindar un servicio de limpieza en hospitales realmente profesional. Y es que un descuido en alguna técnica, producto o rutina puede poner en peligro a las personas que allí laboran o a los pacientes.

Procedimientos en la limpieza en hospitales

Hay ciertas reglas de oro que no se pueden pasar por alto. Por ejemplo, barrer en seco es una actividad prohibida. La razón está en que al levantar el polvo, es fácil que las bacterias se esparzan lejos en poco tiempo.

Otro aspecto a cuidar es el orden en que se limpian las zonas. El baño no debe ser de las primeras en limpiarse. Esto haría que la suciedad y bacterias que ahí se encuentran se propaguen por las otras habitaciones con facilidad. Por ello es importante comenzar la limpieza desde las zonas más limpias a las más sucias. Y poner atención a todas las áreas, desde la sala de espera hasta la cocina, los baños y quirófanos.

El material que se emplea debe ser sometido a una desinfección minuciosa para garantizar la limpieza y evitar la acumulación de gérmenes contaminantes. Además, se debe tener cuidado de no usar el mismo material de limpieza en el baño, en las habitaciones o en el quirófano, ya que cada uno tiene un tipo y cantidad distintos de bacterias.

Sustancias para limpieza de hospitales

Así como hay procesos especiales, también hay sustancias específicas. Por ejemplo, el agua siempre deberá acompañarse por algún detergente y/o desinfectante. Además, deberá ser cambiada constantemente para evitar la propagación de bacterias.

Por otra parte, puede emplearse ozono, una sustancia en gas muy efectivo para la eliminación de bacterias, virus y suciedad. Este gas se aplica con aparatos especiales en las zonas requeridas. Incluso puede aplicarse en cocinas y baños. Sin embargo, debe ser manejado por expertos en limpieza ya que con un uso no apropiado puede resultar tóxico.

Si deseas más información sobre la limpieza en hospitales o deseas obtener información sobre servicios de limpieza, estás en el lugar correcto. En GARE podemos resolver tus dudas y hacerte una cotización. Contáctanos.