Cuatro puntos clave que limpiar en la oficina

puntos clave

Nuestro espacio de trabajo es una zona que debe estar más limpia que otras áreas en las que nos movemos. Esto se debe a varias razones. Una de ellas: pasamos más de 8 horas diarias en la oficina. Además, nuestra oficina es un reflejo para muchos clientes de nuestra forma de trabajo. Por ello, hoy traemos puntos clave de la limpieza en nuestro espacio de trabajo.

Puntos clave que limpiar

A continuación te nombramos los puntos clave en los que debes mantener el foco de atención, pues pueden parecer muy simples, pero son reflejo de tu oficina.

Escritorio:

Los pequeños detalles cuentan y mucho. Nada como tener nuestra área de trabajo pulcra. No solo se trata de no tener basura, sino de sacudir el mobiliario. Evitar tener polvo ayuda a la salud, tanto del personal (evita alergias) como del equipo (previene desgaste de computadoras, por ejemplo). Además, no comer en tu lugar evita desgaste del mobiliario por la grasa, así como malos olores en el ambiente. 

Piso:

Sin duda, una parte de la oficina que se ensucia con pasar por el área, es el piso. No importa el tipo de instalación, es la propicia a estar sucia. Sea una alfombra que acumula polvo o loseta blanca donde se ven las pisadas, suele costar trabajo mantenerlo limpio. Es importante prestar atención a la limpieza diaria de los pisos. Mejora el ambiente de toda la oficina, evita malos olores y refleja una imagen agradable para con tus clientes.

Sanitarios:

A nadie le gusta entrar a un sanitario sucio. Pero aquí la clave de la limpieza está en utilizar los desinfectantes adecuados, pues los sanitarios son focos de infección. Aquí se acumulan bacterias y hongos, generalmente invisibles para el ojo humano, pero que pueden causar serias infecciones. Recuerda desinfectar al menos una vez a la semana, particularmente los baños de las mujeres, puesto que ellas, por su anatomía, son más propensas a contraer infecciones en los sanitarios.

Ventanas:

Particularmente si son ventanales, son una parte clave de tu imagen corporativa. A veces no es tan notorio cuánto se ensucian, hasta que ya es mucho polvo o, incluso, gases solidificados (como las emisiones de los coches en las grandes ciudades). Un programa de limpieza debe incluir lavar ventanas al menos dos veces por mes. Evitará acumulación de polvo y otros componente contaminantes. Al mismo tiempo, proveerás a tus empleados de más luz natural.

Poniendo atención en estos cuatro puntos clave de tu oficina, sin duda conseguirás un ambiente de trabajo más agradable, además de mantener una imagen de confianza y orden para tus clientes.

Si deseas generar un programa de limpieza, ¡déjalo en mano de los expertos! Nosotros podemos ayudarte a que la limpieza de tu oficina no te quite el sueño. Contáctanos, con gusto te ayudaremos.