Cómo lidiar con empleados desorganizados y sucios

empleados desorganizados

Todos tenemos una definición de limpieza. Algunos tenemos nuestras casas y espacios impecables, mientras que otros pueden dejar pasar meses antes de limpiar. Sin embargo, cuando el espacio se comparte entre muchos empleados, esos hábitos de limpieza pueden convertirse en una molestia.

Esto es especialmente cierto en una oficina, donde también visitan clientes prospectivos y socios. Mantener un entorno profesional y ordenado puede ser difícil cuando hay empleados que no son limpios.  De no hacerlo, los que visitan tu oficina pueden irse con malas percepciones de tu empresa.

Cosas que puedes hacer si tienes empleados desorganizados:

Hablar con el empleado sobre los efectos de sus hábitos

Para algunas personas, el desorden no es problema. Pero esto no quiere decir que otras personas no sufran por sus hábitos. Si la persona se tarda horas en encontrar un documento entre papeles regados, esto sí afecta la productividad. Y, por ejemplo, si el lugar de la persona huele mal, los demás a su alrededor no trabajarán con la misma disponibilidad. Te recomendamos, antes que nada, hablar con la persona sobre cómo los demás están siendo afectados.

Coloca cestos de basura cerca de los empleados

A veces, la razón por la cual la gente guarda y acumula basura es porque no tiene en dónde ponerla. Esto puede causar que la basura se acumule y dé la impresión de que el lugar está sucio. Te recomendamos poner un cesto en el lugar de cada empleado (dependiendo de cómo esté organizada tu oficina), o poner varios cestos grandes cerca de donde está la gente.

Cambia al empleado de lugar

En la actualidad, muchas oficinas modernas tienen un plano de open office. Esto significa que no hay paredes ni divisiones, lo cual resulta complicado a la hora de querer “mover” a alguien de lugar. Si un empleado está causado problemas de limpieza en un área compartida, hay varias cosas que puedes hacer. Primero, haz un anuncio en general sobre la importancia de mantener el espacio limpio. Si eso no funciona, habla con la persona y menciona las molestias de sus compañeros de trabajo.

Organiza un día de limpieza

La falta de limpieza también afecta la salud de los demás. Si el desorden se extiende más allá de papeles regados y envolturas, puede dar paso a bacteria, malos olores, y hasta cucarachas. Invita a que todos tus empleados participen en un día de limpieza para crear conciencia en todos.

Afortunadamente, con Gare Limpieza no tendrás que preocuparte por la basura que dejan tus empleados. Por más sucios que sean, nuestro servicio se adapta a las necesidades de tu empresa. No esperes más. Contáctanos.