Cómo acomodar la papelería y muebles de tu oficina

muebles Gare Limpieza

Queramos o no, las oficinas son el lugar en donde pasamos más tiempo de nuestra vida. Incluso haciendo home office o trabajando en un lugar de coworking o espacios compartidos, tenemos un espacio fijo de trabajo al cual le dedicamos gran parte de nuestros días. Tan sencillo como decir que la oficina es, casi casi, nuestra segunda casa.

Debido a esto, es importante mantener el mismo nivel de limpieza y orden en nuestro trabajo como en nuestros hogares. Esto beneficia no sólo nuestra productividad laboral, sino nuestro estado de ánimo. Las oficinas deben de proporcionar una sensación positiva y agradable al ambiente, de lo contrario, ir a trabajar se puede volver un martirio. 

El mobiliario de las oficinas está diseñado para aportar comodidad mientras compartimos el espacio, por lo que éste debe de ser tanto sencillo como estar equipado con todo lo necesario para llevar a cabo nuestras labores diarias. Los muebles de la oficina siempre deben de facilitar realizar tu trabajo y no deben de implicar una distracción, al mismo tiempo que deben de ser lo suficientemente ergonómicos y, de algún modo, acogedores. 

Consejos para acomodar los muebles y papelería en tu oficina

  1. Considera las sillas y los sillones

Las sillas y los sillones son de los muebles más importantes de la oficina. No sólo son el espacio en donde pasarás la mayor parte de tu tiempo, sino que estos siempre están a disposición de cualquiera que entre a entrevistarse contigo o a tener una junta. Si tu silla no es lo suficientemente cómoda, no sólo perjudicará tu trabajo al convertirse en una distracción, sino que también puede causar lesiones en la columna o el cuello a la larga. 

  1. Deshazte de todo lo que no necesites

Revisa los objetos de tu escritorio regularmente y tira a la basura todo lo que ya no necesites. Sabemos que hay varios documentos y papeles importantes que siempre es mejor conservar “por si acaso”. Sin embargo, es importante hacer un conteo regularmente de lo que necesitas y lo que no. Aquellos objetos que puedan servirte en el futuro, debes archivarlos en un lugar que no ocupe espacio en tu escritorio. Procura sacar todos los papeles a la vista y revisarlos una vez a la semana. Mantén en tu espacio de trabajo únicamente las cosas necesarias, como tu computadora y objetos de papelería básicos. 

  1. Piensa en tu escritorio

El escritorio será el lugar en donde casi todas tus labores se llevarán a cabo. Para eso, escoge un modelo adecuado y que te permita mantener ordenados tus artículos y guardarlos. Recuerda que la mejor opción para las reuniones son las mesas redondas y ovaladas, mientras que los escritorios en forma de L favorecen el multitasking. 

  1. Aprovecha las paredes

No todo debe de estar sobre un escritorio. Aprovecha el espacio de las paredes para implementar repisas, estanterías y ganchos para colgar objetos. Asimismo, puedes hacer uso de calendarios, pizarrones o scrapbooks de pared para anotar pendientes y acomodar imágenes de uso referencial. 

En Gare Limpieza, somos expertos en dejar tu oficina reluciente. Conoce nuestros servicios