Beneficios de tener plantas en tu oficina

Plantas en tu oficina

Diversos estudios han comprobado que tener plantas en tu oficina, ayuda a combatir el estrés. De esta manera, la productividad laboral puede incrementar si se ambienta el lugar de trabajo con las plantas adecuadas. 

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Manchester, citado en la revista Variety, “los espacios de trabajo que incorporan naturaleza ofrecen un ambiente más tranquilo que permite prestar atención con facilidad, menor cansancio y baja necesidad de recuperación”. 

Otro de los beneficios que traen consigo las plantas, es que ayudan a oxigenar el ambiente y a humidificar. Así, evitan que se forme polvo en los muebles y que éste pueda ser inhalado por las personas. 

Sin embargo, es importante precisar que no cualquier planta es apta para sobrevivir en un espacio cerrado. Así que antes de comprar una, es importante conocer los cuidados que requiere. 

¿Cómo cuidar las plantas en tu oficina?

No las riegues de más 

Cuidar plantas no implica regarlas todo el tiempo. En muchas ocasiones, esto les perjudica más que ayudarlas. El periodo de riego y la cantidad de agua que cada planta necesita varía, pero un buen truco para saber si éstas necesitan agua o no es verificar la condición de la tierra. Introduce tu dedo hasta la altura de los nudillos y siente la textura de la tierra: si se siente levemente húmeda, no necesitarás regarla; si está completamente seca, entonces deberás regarla de inmediato; y si el agua incluso sobrepasa la superficie de la tierra, entonces significa que tiene demasiada. 

Recuerda también que las plantas con hojas gruesas requieren más agua que las plantas con hojas cerosas o delgadas. 

No las cambies de lugar 

El proceso de una planta para aclimatarse a un lugar en específico es tardado, por lo que si las mueves demasiado, la posibilidad de que mueran rápidamente aumentará. Igualmente, procura no exponerlas a cambios drásticos de temperatura o de luz. 

Utiliza un humidificador

Los humidificadores para espacios pequeños o encerrados ayudarán a brindar la humedad necesaria para cada planta. Asegúrate de que estos se encuentren cerca de las plantas para que el aire húmedo viaje hasta ellas, pero no lo suficiente como para que empañen su follaje. Recuerda que si las hojas comienzan a volverse amarillas o marrones, o si después de un tiempo, la planta se niega a florecer, es señal de que necesitan humedad. Otro consejo para lograrlo es agruparlas, ya que de esta manera conservan mejor la humedad en el aire. 

Elige macetas con sistema de drenaje

Es imprescindible que las macetas dentro de las oficinas tengan un sistema de autorriego y puedan ser drenadas fácilmente. Procura que estén hechas de materiales como la cerámica y la arcilla, ya que éstas logran absorber una gran cantidad de agua. Por el otro lado, evita comprar macetas de plástico, metal o vidrio, ya que el agua sólo se acumulará y no podrá ser drenada automáticamente. 

Un buen consejo para preservar plantas en tu oficina es siempre mantener su espacio limpio. En Gare Limpieza, nos especializamos en la limpieza de todo tipo de oficinas. Ponte en contacto con nosotros para conocer nuestros servicios.