5 tips para limpiar alfombras

limpiar alfombras

Las tareas de limpieza pueden resultar tranquilizadoras y hasta terapéuticas para algunos, y todo un infierno para otros. Sin embargo, algo en que estar de acuerdo, es: Lo difícil que puede llegar a ser limpiar alfombras. 

Al hacer el aseo, procuramos siempre que todo quede impecables, no obstante, las manchas en las alfombras pueden hacer que esta imagen quede arruinada. Además, las alfombras pueden absorber y mantener albergadas todo tipo de partículas y sustancias que se derramen en ellas. Por eso, mantenerlas limpias en especial si se cuenta con niños o mascotas en la casa, es esencial para deshacerse de bacterias y malos olores. 

Por eso, te presentamos: 

Como limpiar alfombras en 5 tips

 Aspira antes de limpiar

Es importante que toda la alfombra esté libre de polvo y partículas antes de comenzar a limpiarla con líquidos o polvos, ya que de otra forma se ensucia aún más. Pasa la aspiradora de adelante hacia atrás primero, y luego de izquierda a derecha, varias veces hasta asegurarse que ya no quedan residuos de basura en la superficie.

Utiliza limpiadores especiales

Cuando se trata de limpiar alfombras, el agua y el jabón no son suficientes. Especialmente si las manchas son bastante visibles y llevan ya bastante tiempo acumulándose. El agua y el jabón podrían esparcir estas manchas aún más hacer que penetren más la tela, por lo que es preferible utilizar productos especializados en alfombras. 

Usa jabón en polvo

El jabón para alfombras líquido puede tardar mucho tiempo en secarse, y si la alfombra permanece húmeda, es mucho más factible que vuelva a ensuciarse y tengas que repetir el proceso. En cambio, los jabones en polvo actúan de manera mucho más rápida y eficaz. Sólo necesitas espolvorear el área generosamente, dejarlo reposar dependiendo de la mancha. A veces con 30 minutos basta, pero es recomendable que, de ser posible, dejes el jabón en polvo durante horas, ya que así las manchas se suavizan aún más. Posteriormente, vuelve a pasar la aspiradora para retirar el polvo. 

No la humedezcas demasiado

Si sólo cuentas con un jabón líquido, es importante no utilizarlo excesivamente ni humedecer demasiado la superficie que busques limpiar. Para utilizar un jabón líquido, añádelo sólo las zonas manchadas de la alfombra y frotalo con un cepillo de cerdas duras. Deja que la alfombra se seque por completo y aspira el exceso de jabón, una vez que se haya secado. 

Utiliza remedios caseros

Si no cuentas con ningún limpiador especializado para alfombras, puedes recurrir a los siguientes trucos caseros:

  •  Sal: La sal es una buena alternativa para desinfectar alfombras y absorber la suciedad. Sólo tienes que añadir una capa que cubra toda la mancha y dejarla reposar durante varias horas. Si puedes enrollarla, mejor, para que así penetre con mayor facilidad. Después, sólo aspira los restos de sal como lo harías con el jabón en polvo. 
  • Vinagre blanco: Este es el mejor aliado en caso de que tu alfombra tenga un mal olor. Cuando el vinagre se seca se vuelve inodoro, absorbiendo las manchas y los malos olores que quedaron en los tejidos. Sólo procura rebajarlo con agua antes de aplicarlo a la manchan para evitar que se dañe. 
  • Bicarbonato de sodio: El bicarbonato es el recurso más eficaz al que puedes recurrir si tu alfombra se mancho de sustancias difíciles como el café o el vino tinto. Espolvorea una generosa porción de bicarbonato sobre la mancha y déjalo actuar durante algunas horas. Después, retira el exceso con una aspiradora y si todavía persiste una leve mancha, podrás removerla con sólo un poco de jabón líquido. 

En Gare Limpieza, somos profesionales en mantener tu espacio de trabajo totalmente limpio. Te invitamos a ponerte en contacto con nosotros y conocer más acerca de nuestros servicios.